viernes, 3 de marzo de 2017


Muchos de los grandes hallazgos arqueológicos en el planeta se han debido al gran trabajo realizado por arqueólogos y paleontólogos que han conseguido traernos a nuestro presente un poco de ese pasado que desconocemos, y que ahora sentimos más cerca y comprendemos un poco más.

Pero todavía existen muchos misterios por descubrir en la larga trayectoria de sucesos que se han dado en nuestro mundo desde que se originó la vida en él, y que poco a poco, se van desentrañando con la meticulosa labor de estos profesionales.

Aun así y con todo el esfuerzo realizado, existen algunos puntos que nunca han podido ser aclarados o explicados por la ciencia, debido a que se llegaron a encontrar objetos fuera de tiempo en el pasado, los mismos que pasaron a ser llamados Oopart –Out of Place Artifact- y que se han constituido en un dolor de cabeza para los investigadores.

Estos Oopart son elementos que no encajan en el lugar y a veces en el tiempo en el que supuestamente existieron, y que generan una serie de especulaciones que pueden hacer tambalear los conceptos básicos de nuestros conocimientos históricos tal como los hemos conocido.

El hallazgo de herramientas que existieron en épocas en donde ni siquiera se tenía la capacidad física o el intelecto para elaborarlas es un Oopart clásico, que lo podemos referir, por ejemplo, al hablar del martillo Kingoodie, el mismo que según los cálculos hechos en él, debió estar presente en épocas inclusive anteriores a la existencia del ser humano.

Otros ejemplos similares se dan en una losa encontrada en Dakota del Norte que tenía grabadas runas escandinavas; un mapa elaborado por el almirante otomano Piri Reis que poseía información que era imposible que pudiera conocer por aquel entonces, un lente de cristal en Heluan que indicaría que la oftalmología ya era conocida desde hace miles de años atrás; o la pila cerámica en Bagdad que no se trataría de otra cosa más que de una batería que existió hace unos dos milenios.

Y así como estos, existen muchos otros ejemplos que nos llevan a pensar en la existencia de otros “momentos” que tal vez la ciencia aún no conoce o no contempla, o quizás la presencia de seres de inteligencias más avanzadas que hicieron posible que los Oopart sean parte inquietante de nuestro pasado.

Fuente: Un blog para gente aburrida 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada