lunes, 6 de marzo de 2017


Una sensación tan habitual como la de poder percibir una mirada detrás nuestro, fue analizada y estudiada  por el filósofo y biólogo británico Rupert Sheldrake, quien denominó al fenómeno scopaesthesia (del griego skopein -mirar- y aesthesis -sensación-).
El estudio de Sheldrake consistió en someter a un grupo de voluntarios a un total de 200 mil experimentos para comprobar su habilidad de “sentirse observados”. Los resultados indicaron que la gente podía percibir la mirada en sus espaldas muchas más veces de las que produciría el azar.
Rupert ya había realizado previamente otros experimentos sobre la capacidad de predicción y la telepatía humana, aunque por el momento su línea investigativa no fue seguida por la comunidad científica.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada