domingo, 5 de febrero de 2017


La noche de navidad de 1945 la casa de dos plantas de la familia Sodder fue destruída por un voraz incendio en el pueblo de Fayette, estado de Virginia Oriental, EE.UU.. Los Sodder, un próspero matrimonio de inmigrantes italianos, tenían diez hijos: el mayor estaba en Europa en el momento de la tragedia, cuatro lograron salir indemnes del fuego, y cinco desaparecieron de la faz de la tierra sin dejar rastros.
La familia venía sufriendo una serie de extrañas amenazas, posiblemente generadas por la clara filiación anti fascista del padre, quien no sentía ninguna simpatía por Mussolini. Existen indicios para afirmar incluso que el incendio fue desatado voluntariamente mientras los Sodder dormían.
Aunque los bomberos, y diversos peritajes posteriores, rastrearon numerosas veces los restos de la casa, ningún rastro óseo de los pequeños fue encontrado en el lugar.
El matrimonio dedicó su vida a encontrar a los niños, pero aunque invirtieron miles de dólares y contrataron a los mejores detectives privados, nunca lograron dar con ninguna pista fidedigna.
Todavía hoy, más de 70 años después de la fatídica noche, los descendientes de los hijos sobrevivientes buscan datos que ayuden a develar el misterio.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada