domingo, 26 de febrero de 2017


A pocos meses de cumplirse 70 años de la desaparición de la aeronave británica Star Dust, su último mensaje aún intriga a los investigadores.
El avión, que viajaba desde la ciudad argentina de Buenos Aires hasta la capital chilena, desapareció sin dejar rastros el 30 de julio de 1947. En 1998, 51 años después de la tragedia, un grupo de andinistas encontró en una aislada zona de la cordillera de los Andes los restos de la nave y varios esqueletos humanos pertenecientes a su tripulación.
La hipótesis oficial es que el avión, que llevaba más peso que el recomendado, explotó en los aires a unos 80 kilómetros de Santiago de Chile. El impacto del vehículo habría producido una avalancha que ocultó los restos del accidente por varias décadas.
Aunque se conozcan algunos pormenores del trágico final del Star Dust, su último mensaje, enviado desde las cercanías del aeropuerto de la ciudad chilena, aún desvela a los amantes de la conspiración. El experto piloto Reginald James Cook comunicó su próximo descenso en el aeródromo, y antes de cerrar la comunicación envió por radio una extraña combinación de letras: S-T-E-N-D-E-C.
Nadie ha logrado descifrar el significado del misterioso mensaje aún.

0 comentarios:

Publicar un comentario