jueves, 9 de febrero de 2017



Una anciana, fallecida en 1996, es responsable de predecir grandes conmociones mundiales, como el tsunami de 2004, o el atentado al Wall Trade Center. Ahora, un último y macabro presagio parece comenzar a cumplirse inexorablemente.
Se trata de Baba Vanga, una mujer nacida en la ciudad de Strumica, actual territorio macedonio, cuando aún pertenecía al Imperio Otomano. Por la increíble precisión con que supo anticiparse a los grandes eventos del mundo, desde temprana edad, fue conocida en la región como la "Nostradamus de los Balcanes".
Entre muchos otros vaticinios, la anciana, que falleció hace casi dos décadas, a los 85 años de edad, predijo los ataques a las Torres Gemelas, cuando en 1989 aseguró que "los hermanos norteamericanos" serían atacados por "dos aves de hierro".  Así mismo, se anticipó al devastador tsunami que en 2004 golpeó las costas tailandesas, cuando aseguró: "una gran ola cubrirá una gran costa con personas y pueblos y todo desaparecerá bajo el agua".
Con todo, el mundo ha posado su atención sobre una de las últimas predicciones de la anciana macedonia, que en 1996 dijo que el mundo sufriría una "gran guerra islámica", hacia 2016. De hecho, son muchos los que aseguran que las visiones de Vanga ya habían anunciado la Primavera Árabe, aunque ella había muerto 14 años antes.
La anciana aseguró que esta "gran guerra islámica" comenzaría en Siria para culminar con el control absoluto de Roma, hacia 2043. Además precisó que allí se establecería el Califato definitivo y que Europa "dejaría de existir", al transformarse en un continente "casi vacío" y con "páramos desprovistos de cualquier forma de vida".
Entre las muchísimas predicciones atribuidas a la mujer, existen algunas bastante exóticas, como la que asegura que alienígenas ayudarán al hombre a vivir bajo el agua, hacia 2130, o una posible guerra en Marte, en 3005. Finalmente, quizá la más fantástica sea a la vez la más apocalíptica: Vanga aseguró que no habrá sobrevivientes en el planeta Tierra, hacia el año 3797.

0 comentarios:

Publicar un comentario