sábado, 19 de noviembre de 2016


Recientemente una región de las playas del Golfo de Ob, al norte de Rusia, amaneció cubierta de unas extrañas bolas blanca de hasta un metro de ancho.
Los habitantes de la región, acostumbrados a las inclemencias del clima, nunca habían presenciado un espectáculo de estas características.
Las esferas cubrían una área de 18 kilómetros cuadrados y, aunque expertos climatólogos han podido explicar el fenómeno, su asombrosa perfección geométrica generó estupor entre los testigos.
El vocero del Instituto de Investigación de la Antártida y el Ártico explicó en una entrevista las causas de este asombroso espectáculo glacial: “Como regla general, primero se da un fenómeno natural primario: la formación de masas de hielo flotantes en el mar. Luego viene una combinación de los efectos del viento, de la temperatura, la forma del litoral y las condiciones del viento”.Si bien es una verdadera rareza que algo así ocurra, existen precedentes similares en playas finlandesas y en las costas del lago Michigan al norte de EE.UU..

0 comentarios:

Publicar un comentario