lunes, 20 de junio de 2016


Después de una breve carrera en el mundo del espectáculo, que contribuyó con su perfil de líder carismático, Anton Szandor LaVey fundó en 1966 la Iglesia de Satán, heredera del gran mago Aleister Crowley y de la Golden Dawn inglesa, agrupación atea que simboliza en la figura de Satán el fin de los tabúes morales y la liberación de los instintos salvajes.
En su prédica, Satán representa la inteligencia humana, la capacidad de los hombres de pensar por sí mismos.
Los libros de Anton Szandor LaVey, conocido por sus seguidores como el Papa Negro, o el Papa Oscuro, celebran la doctrina del hombre animal y exaltan la lujuria sexual. En la primera sección de la Biblia Satánica, LaVey explica: “el peso de las reglas de hipocresía ya no es necesario, es la hora de volver a aprender la ley de la selva”.
Lejos de adorar al diablo como figura religiosa, su doctrina honra la naturaleza racional e instintiva del ser humano y proclama la libertada absoluta del hombre a la hora de forjar su destino. Sus adeptos desprecian la preocupación cristiana por el “otro mundo” considerando esta idea un subterfugio para alejarse de sus deseos terrenales.
El Papa Negro murió en 1997 dejando la indicación de que en su tumba se leyera el siguiente epitafio: "Sólo lamento las veces que he sido demasiado amable".
El actual Sumo Sacerdote de la Iglesia de Satán es el escritor estadounidense Peter H. Gilmore.


0 comentarios:

Publicar un comentario