miércoles, 1 de julio de 2015


En Berrotarán, localidad argentina de la provincia de Córdoba, un vecino halló varios objetos extraños, que rebotaron en el techo y cayeron sobre el patio de su vivienda, presuntamente provenientes desde el cielo.
Miguel Coranti, propietario de la vivienda, intenta dar con la procedencia de varios trozos de lo que pareciera ser un material muy similar al cristal. En uno de ellos puede leerse claramente la inscripción B5, según comentó el vecino y demuestran las fotografías. “Estaba en casa y escuché un ruido fuerte en el techo, pensé que era una pelota de las canchas de pádel que están al lado, pero no, fueron varios pedacitos, seis o siete, de un vidrio macizo, de un centímetro de espesor”, señaló Coranti, que especula con la posibilidad de que sean fragmentos de algún satélite o elemento meteorológico.


0 comentarios:

Publicar un comentario