viernes, 29 de mayo de 2015


La NASA todavía no logra explicar el origen de los enigmáticos sonidos, registradois a unos 36 kilómetros de la Tierra, por lo que se prepara para realizar diversos estudios, tendientes a resolver el misterio.

Se trata técnicamente de "infrasonidos", capturados el año pasado, desde el borde del espacio exterior, a unos 36 kilómetros de la superficie terrestre, y que remiten a alguna especie de silbido, o siseo, hasta el momento inexplicable. El responsable del hallazgo es un estudiante, Daniel Bowman, apoyado por la NASA en el marco del estudio que realizó con un globo aerostático experimental.

Las grabaciones recogieron ondas sonoras en frecuencias inferiores a 20 Hz, perceptibles para el oído humano solamente mediante un tratamiento de aceleración de la reproducción del sonido. "Suena un poco como los Expedientes Secretos X", señaló el estudiante.

El globo de helio, que Bowman equipó con micrófonos infrarrojos, sobrevoló los estados de Nueva México y Arizona, en los Estados Unidos, el 9 de agosto de 2014. Durante 9 horas, el globo recorrió 725 kilómetros, a través de la superficie de la Tierra, alcanzando una altura máxima de prácticamente 38 mil metros.

Una de las destacadas características del sonido infra-sónico, es que logra viajar a través de largas distancias, por lo que es imposible, hasta hoy, saber a qué fuente obedece el registro de la grabación. Por eso, la NASA planea el emprendimiento de varios proyectos investigativos, este año.

0 comentarios:

Publicar un comentario