viernes, 10 de abril de 2015


Una maldición se cierne sobre la misteriosa Oak Island, en Canadá. Esta podría ser una mas de las miles de pequeñas islas que hay en el mundo, sin embargo, su dimensión estrecha de sólo 0,57 km², entraña un gran misterio: el "pozo de dinero" o “pozo del tesoro”. Este tesoro está rodeado de una leyenda macabra: según se dice, siete personas deben morir para encontrar la fortuna oculta en las profundidades de la isla. Hasta el momento, seis cazadores de tesoros han perdido la vida violentamente en busca de fama y riqueza. La pregunta es ¿habrá otra víctima, tal como indica la leyenda?
Dado que el "pozo del tesoro" fue descubierto en 1795, muchos han tratado de adentrarse en dicho agujero. La primera vida se perdió en 1861 de una manera extraña. Un cazador de tesoros estaba quitando el agua salada del pozo, usando una máquina de vapor cuando, víctima de un accidente, murió quemado por la misma. Sus restos nunca fueron identificados.

La segunda muerte ocurrió 32 años después, el 26 de marzo de 1897, cuando la isla se cobró otra víctima: Maynard Kaiser simplemente cayó en el pozo y perdió la vida.

En 1965 se produjo el peor de todos los accidentes, en el que se perdieron cuatro vidas al mismo tiempo. El 17 de agosto, durante la excavación de un foso de ocho metros, Bob Restall se desmayó por el envenenamiento del gas mortal H2S. Restall cayó en el pozo que tenía aproximadamente un metro de agua en su interior. Su hijo, Bobbie, y cuatro hombres mas saltaron a rescatarlo, pero todos sufrieron intoxicación por gas y sólo dos lograron salir del pozo con vida. Además de Bob, murió Bobbie, Karl Grasser y Cyril Hiltz.

Recientemente, esta maldición fue puesta a prueba nuevamente. Los hermanos Marty y Rick Lagina compraron parte de la isla y están dispuestos a desentrañar este misterio. ¿Van a ganarle a la leyenda macabra o la isla se cobrará la séptima víctima?

¿Que es lo que esconde realmente la isla? Algunos especulan que los Templarios enterraron allí un objeto sagrado, y que hay un tesoro dejado por los conquistadores españoles. Otros afirman que los escritos originales de dramaturgo William Shakespeare o incluso el Arca de la Alianza (con las tablas de los Diez Mandamientos) podrían estar allí. ¿Meras especulaciones fantásticas o realidad?

0 comentarios:

Publicar un comentario