domingo, 5 de octubre de 2014


Casas embrujadas y posesiones son historias comunes de fantasmas. Pero si un espíritu puede juntarse a un edificio o a un pedazo de tierra, tiene sentido entonces que también sean capaces de juntarse a un objeto inanimado...o no?...
A través de los tiempos han habido muchos objetos de los que las personas se quejan, reclaman por estar malditos, poseídos y cosas por el estilo...algunos de ellos son estos...



El bastón maldito

Vos pagarías 65 mil dólares por un bastón viejo?...y si está embrujado?...Una mujer india llamada Mary Anderson colocó en el sitio eBay un bastón viejo para rematar, ella esperaba así, acabar con el sufrimiento de su hijo de 6 años que creía que el fantasma de su abuelo, dueño del bastón, deambulaba por la casa de madrugada. Dicho bastón obtuvo 132 ofertas y sólo fue aceptado por el sitio web (que no acepta cosas intangibles, como espiritus, para rematar) porque la mujer dejó en claro que estaba vendiendo el bastón para que su hijo no enloquezca más aún.
Ella también pidió al comprador ganador, que escribiese una carta para su hijo diciendo que el "fantasma del bastón" tenía una nueva casa, en el Casino Golden Palace. (Fue el dueño de ese casino que ganó la subasta por 65 mil dólares).


El anillo asesino

Rudolph Valentino (1895-1926) fue considerado uno de los mayores astros del cine mudo de Hollywood. Murió por causa de una úlcera perforante, con apenas 31 años. Algunos dicen que su muerte precoz fue culpa de un anillo que él compró en 1920. El anillo tenía una joya llamada "ojo de tigre". La leyenda cuenta que Valentino le mostró el anillo a uno de sus amigos cercanos y ese amigo tuvo una visión de Valentino pálido y muerto.

Independientemente de lo que su amigo vio o dejó de ver, las próximas presentaciones de Valentino fueron un fracaso en billetería y el murió unos pocos años después.

Pero Valentino no fue la única "víctima" del anillo. La amante de Valentino, Pola Negri, se enfermó gravemente después de usar el anillo, tanto que su carrera artística fue dejada en segundo plano por años y nunca se recuperó totalmente.

Russ Colombo, el actor contratado para hacer el papel de Valentino en la película sobre la vida de éste, usaba el anillo y días después fue muerto en un accidente por un tiro.

El ganster Joe Casino compró el anillo y no quiso usarlo hasta que la maldición pasara. Después de varios años finalmente se colocó el anillo y una semana después murió en un accidente de auto.

La lista de dueños sigue, pero en la década de 1960 el paradero del anillo es desconocido...fijate si no lo tenés puesto...


Las cuchetas embrujadas

Este caso fue muy conocido en la década del 80, tanto que hasta salió en televisión. En febrero de 1987 en Horicon, Wisconsin, Alan y Debby Tallman llevaron para casa unas camas cucheta que habían comprado en un local cerca de su casa y lo colocaron en el sótano a la espera de terminar de arreglar un cuarto. En mayo de ese año por fin arreglaron el cuarto y trasladaron las camas...fueron 9 meses de una vida de infierno...

Desde la primera noche cosas extrañas comenzaron a suceder en aquél cuarto.
Para comenzar los hijos del matrimonio se enfermaron y la radio cambiaba sola de estación. Los hijos que dormían en aquellas camas dijeron haber visto una bruja que los observaba en un rincón del cuarto.

Los Tallmans llamaron a un pastor y las cosas se calmaron por un tiempo, pero cuando Alan Tallman volvía para la casa, unas semanas después de la Navidad de 1988, él escuchó una voz que lo llamaba desde el garage. Él se acercó al lugar y vio una enorme llamarada ardiendo. En seguida se giró para buscar el extintor pero cuando volvió a mirar, el fuego había desaparecido sin dejar rastros.

Algunas otras cosas asustadoras pasaron, incluyendo sombras y ruidos extraños, después de eso los Tallmans decidieron que ya habían aguantado lo suficiente y resolvieron quemar las camas.

Nunca más ocurrió nada de paranormal en aquella casa.


0 comentarios:

Publicar un comentario