lunes, 8 de septiembre de 2014



En el estado de Sonora, México, la tranquila comunidad rural de La Candelaria fue sorprendida por la aparición inesperada de una gigantesca grieta, extendiéndose  sobre el terreno. La hendidura, de aproximadamente un kilómetro y medio de longitud, tres metros de ancho, en algunos sectores, y ocho metros de profundidad, mantiene estupefacta a la comunidad mexicana.


El insólito suceso ha generado diversas especulaciones respecto de su posible origen: las fallas geológicas en la zona fueron descartadas, según las declaraciones del ingeniero geólogo Pacheco Rodríguez, quien afirmó además que sería posible atribuir el fenómeno a un efecto en las corrientes subterráneas. Al respecto, el experto señaló que “no representa motivo de alarma a la población. Cuando se genera una falla generalmente se mueven los niveles y aquí estamos viendo gente caminando a los dos extremos de la zanja, los dos niveles siguen en su posición, ni se ve uno de los bloques levantado, ni otro hundido".


El jefe de la Estación Regional del Instituto de Geología de la Unam, en Hermosillo, Martín Valencia Moreno, informó que se llevarán a cabo todos los estudios pertinentes para tratar de explicar lo ocurrido. A su vez, adelantó que la grieta podría haberse generado  a raíz de la remoción de sedimentos producida por el agua que se infiltra en la tierra, buscando un cauce natural.

0 comentarios:

Publicar un comentario