jueves, 4 de septiembre de 2014


Un piloto aeronáutico, a cargo del vuelo que cubría la ruta Hong Kong – Anchorage, fue testigo de un misterioso destello rojizo, de origen aún desconocido, mientras sobrevolaba el Océano Pacífico, en inmediaciones de la península de Kamchatka.
Se trata del holandés JPC van Heijst, quien coincidió con la impresión de su copiloto al considerar la experiencia vivida como la "más espeluznante" jamás ocurrida a lo largo de su amplia trayectoria como piloto comercial. Según el relato oficial, después de cinco horas de vuelo, los pilotos divisaron a lo lejos, sobre el Océano Pacífico, un intenso destello de color rojo proyectándose hacia el cielo: "Se veía como un rayo […] Nunca he visto nada parecido", sostuvo el comandante.
Si bien no existían registros de tormentas eléctricas en el trazo de la ruta aérea, preventivamente decidió mantenerse en alerta ante posibles fenómenos atmosféricos con los que imprevistamente pudieran toparse. "Decidí tomar algunas fotos del cielo nocturno y del extraño resplandor verde que había por todo el hemisferio norte", contó el piloto, quien, apenas 20 minutos más tarde, divisó la presencia de un profundo resplandor entre rojo y anaranjado: "eso fue un poco extraño, ya que se suponía que no había nada más que un océano infinito debajo de nosotros", aseguró.


"Cuanto más nos acercábamos, más intenso era el resplandor, iluminando las nubes y el cielo de un tono rojizo aterrador", describió van Heijst, asustado ante la noción de que el próximo aeropuerto se encontraba a dos horas de vuelo y casi no tenía alternativas de evitar sobrevolar una columna tan peligrosa como desconocida.
"Hemos informado de nuestras observaciones al Control de Tráfico Aéreo y se ha abierto una investigación sobre lo sucedido". Sin explicaciones oficiales acerca de lo acontecido, se especula con que estos destellos pudieron ser originados por la explosión de un volcán submarino.


0 comentarios:

Publicar un comentario