domingo, 15 de junio de 2014

Un misterioso hallazgo conmocionó a buceadores australianos, quienes encontraron el cuerpo de un tiburón,ejecutado brutalmente y colgado de la cola con la cabeza hacia abajo.
El animal tenía cortes, estaba atado a una baliza por su cola y dejado así colgado supuestamente por unos días. Fue encontrado en una reserva marina a unos 100 kilómetros al norte de Sidney.
El sitio de noticias RT, indica que Robbert Westerdyk, director de una empresa constructora local y fotógrafo submarino, descubrió el animal.
"Fue horrible. Si fuera uno de los animales que viven en la superficie, habrían detenido al agresor", comentó.
La zona es un santuario marino y la pesca está prohibida.
Tras hacer las fotos de su hallazgo, Westerdyk desató el cuerpo del tiburón y dejó que se hundiera hasta el fondo del mar.
Podrían haberlo hecho por entretenimiento o para atraer a los predadores marinos a la zona y así asustar a los nadadores, supone Westerdyk, admitiendo que en los 40 años que lleva sumergiéndose en el mar nunca ha visto nada parecido.



Quedará entonces para siempre el misterio de qué fue en realidad lo que ocurrió ya que las teorías son muchas, desde un simple entretenimento , un ritual de sacrificio, acto hecho por un grupo de alienígenas (eso viene de la teoría de los OSNIS), etc...


0 comentarios:

Publicar un comentario