domingo, 8 de junio de 2014


En 1947 tuvo lugar en Nuevo México el episodio de avistamiento OVNI más famoso, misterioso y polémico de la historia de los Estados Unidos. Luego de que se comunicara la sobre la caída de grandes objetos de origen desconocido en una zona rural, el Ejército se hizo cargo de la situación con inusitada rapidez, sembrando la duda en la población, y un manto de silencio que duró décadas. Más de sesenta años después, la desclasificación de archivos del FBI nos trae una certeza: el agente especial Guy Hottel transcribe en su informe el testimonio de un piloto de la Fuerza Aérea, quien vio en Roswell, efectivamente, tres platos voladores de unos quince metros de diámetros, estrellados, y cada uno de ellos estaba ocupado por tres cuerpos “de forma humana pero de apenas un metro de estatura” . Agrega que estos seres vestían trajes metálicos muy finos, similares a los utilizados por los pilotos de prueba estadounidenses. Es el fin de uno de los secretos más importantes y mejor guardados de nuestra relación con la vida extraterrestre. Claro que las dudas más profundas permanecen: ¿de dónde y para qué venían esos nueve seres? ¿Quién estaba al tanto de su visita? ¿Cómo murieron y qué se hizo con sus cadáveres?...


0 comentarios:

Publicar un comentario