jueves, 8 de mayo de 2014

 
Existen teorías que especulan sobre la vida extraterrestre y su posible contacto con los seres humanos, de hecho hay quienes ya han salido (muchos astronautas) a decir que el contacto con esos seres ya se ha dado hace mucho y que las agencias espaciales saben de su existencia. Pues bien, por otro lado existe también la teoría de que esos seres habitan entre nosotros, y no precisamente a la vuelta de la esquina, sino más bien en un mundo abisal idóneo para el anonimato, ese lugar es el mar, es decir los lechos más profundos de los océanos. ¿Por qué? Porque la profundidad media de los mares y océanos es de 3 kilómetros y el hombre apenas ha comenzado a explorar las vastas zonas que se encuentran debajo de la superficie. De hecho hasta el momento sólo dos buzos lograron visitar las mayores profundidades de los océanos.
Los OSNIS son pues los “Objetos submarinos no identificados”, que puedan provenir de bases submarinas en nuestro planeta antes que del espacio exterior. De hecho los entendidos y especialistas indican que probablemente exista vida inteligente en las profundidades inexploradas de la Tierra, como por ejemplo en la Fosa de las Marianas, que están a más de 11 000 metros de profundidad. 
Los OSNI son famosos al igual que los Ovnis por sortear los complejos sistemas de control y de defensa territorial de todos los países del mundo, tienen como característica principal su capacidad de maniobra impresionante y sus altas velocidades a enormes profundidades que dejan desconcertados a las marinas del mundo. El rendimiento y comportamiento de estos aparatos sobrepasan en larga medida los navíos convencionales o submarinos hasta la fecha conocidos, como ejemplo podremos afirmar que la velocidad máxima de un submarino moderno es de cerca 80km/hora, los aparatos (OSNI) se mueven a una velocidad 3 veces superior.
Archivos mundiales de OSNIS, casos históricos
Se han descubierto en Egipto varios grabados ancestrales, entre ellos, una figura o grabado semejante a un submarino. ¿Simple estilismo? No solo en Egipto, también está el caso particular de como la cultura chilotas del sur de Chile, a través de “la leyenda del Caleuche”, señala un caso OSNI en sus relatos. 
De hecho el número de avistamientos de OVNIS registrados desde finales de los años 40 se acerca a la decena de miles. Pero por si eso no bastara, está lo ocurrido en 1973 en el Atlántico Norte, cuando el portaviones WASP de la U.S. Navy junto a otros 12 navíos que se encontraban en una simulación de combate, detectaron en sus radares un enorme objeto que se movía a una velocidad impresionante de cerca 230 km/hora, este objeto permaneció durante tres días en el perímetro de estos navíos sumergido a una profundidad de 8.200 metros, cuando el registro de máxima profundidad de un submarino de la época era de 1900 metros. 
El incidente citado por la revista Knowledge de diciembre del año 1980 evidencia otro de esos acontecimientos extraños. La publicación hace eco de lo expresado por un ciudadano nombrado Force Brace, que solicita le expliquen respecto a un fenómeno presenciado por él a bordo del mercante Patna, perteneciente al consorcio Británico de India. Mientras navegaba por el Golfo Pérsico, subraya Force, en una noche oscura “sobre las 11.30 PM repentinamente aparecieron hacia cada lado del barco y debajo, dos ruedas luminosas que tendrían aproximadamente entre 200 ó 300 yardas de diámetro cada una. Giraban en derredor a sus centros, y desde cada una se proyectaban 16 radios o haces luminosos. El inesperado huésped marino fue visto además por el capitán Avern y un tercer oficial apellidado Manning.” Finalmente escribió una posdata añadiendo: “Las ruedas navegaron junto al barco 20 minutos.”
OSNIS en América
Así mismo el 21 de mayo de 1958 en Punta Cracker, en el Golfo Nuevo. El destructor Buenos Aires había avistado un OSNI, caso que fue elevado a consideración del entonces presidente Dr Arturo Frondizi. Hubo muchos OSNI, especialmente en la zona que va desde Necochea a Tierra del Fuego, pasando por los golfos San Jorge, Nuevo y San Matías, “aparentemente” bases de estos objetos submarinos. 
Otro caso relevante fue el del 19 de octubre de 1959, en la zona del golfo San Jorge, donde un OSNI fue avistado por la fragata Herpina. Y el 10 de febrero de 1960, en la misma zona, el destructor Cervantes vio y persiguió a otro OSNI, con la colaboración de los patrulleros King y Murature. El 28 de julio de 1964, en el mismo golfo, el buque privado Cazador vio un repentino esplendor en las aguas y acudió en ayuda pensando que era una catástrofe. Sin embargo, nada encontró. El extraño destello no quedó ahí sino que fue avistado, horas más tarde, por una embarcación de bandera extranjera, el barco noruego Sumber. Y el 30 de julio de 1967, en la zona del golfo Santa Catalina, límite con Brasil, la tripulación del buque carguero Naviero de la entonces Elma vio un OSNI muy cerca que se desplazaba sin sonido alguno.
 
Casos y más casos
15 de Mayo de 1879, el buque británico “Vulture” al mando del comandante J.E. Pringle observa ,navegando por el Golfo Pérsico, unas misteriosas ondas luminosas en el agua moviéndose a gran velocidad, descrito como “una rueda luminosa gigantesca”.

11 de Junio de 1881, “La Baccante” ,buque australiano navegando por el Índico divisa un “extraño buque resplandeciente en el horizonte”.

28 de Diciembre de 1883, a bordo del vapor “Patna” con destino a la India Británica, los pasajeros pudieron ver una gran rueda giratoria muy luminosa a ras de la superficie marina. Fueron testigos también de este suceso el capitán Avern y el tercer oficial Manning.

27 de Febrero  de 1935, Mr.Forrest Addinton y su esposa Bessie observan desde la habitación de su hotel un extraño artefacto caer al mar…los guardacostas no encontraron ni rastro de la misteriosa nave. Costa de Florida.

Junio de 1950, Romeo Ernesto Suárez, encontrándose entre San Sebastián y Río Grande (Tierra del Fuego), contempló como emergía un objeto luminosos de forma oval y cogía una cierta altura, viró 90º y desapareció rumbo norte.

20 de Noviembre de 1953, Sudáfrica, divisados numerosos objetos voladores no identificados que entraban y salían del mar.

19 de Abril de 1957, el navío japonés Kitsukawa Maru observa dos extraños aparatos metálicos desprovistos de alas y discoidales de unos 10 m. de diámetro entrar en el mar tras un descenso en su vuelo. Costa oriental de Japón.

En Diciembre de 1959 ,en el fiordo de Namsen, Lorentz Johnson vio una nave con forma de puro o cigarro resplandeciente de la cual surgían otros dos objetos que seguían la trayectoria del portador. Tiempo después se detectó en la zona un objeto de 6 metros de longitud a 90 m. de profundidad, en el fondo también se registraron huellas que se dirigían hacía mar abierto.

8 de Enero de 1960, el navío inglés “Corintio” encuentra una misteriosa sustancia flotando en el agua cuando se dirigía a Wellington procedente de Londres.

En Febrero de 1960, en Golfo Nuevo (Argentina) , la Armada argentina persiguió a dos extraños “submarinos” que parecían burlarse del seguimiento durante dos semanas… Se pensaba que podrían tratarse de submarinos soviéticos pero las capacidades de aquel “buque” superaban a cualquier nave de guerra fabricada por el hombre. Ocho meses antes al Armada argentina había tenido problemas con otro  OSNI con forma de pez y color plateado, con una gran aleta caudal vertical…su detallado descripción fue obra de dos submarinistas que pudieron verlo.

1960, Adrian Hayter ,famoso navegante solitario, a bordo del “Sheyla” vio en el mar Rojo una extraña y misteriosa rueda de luz que emitía una potentísima luz. La rueda luminosa se movía a gran velocidad y maniobrabilidad bajo la superficie marina.

1960, a bordo de “Kon-Tiki” el investigador Thor Heyerdahl  observa una gran rueda luminosa dando vueltas en el aire.

En 1963, en plena maniobras militares en el Atlántico Norte, el portaviones estadounidense “Wasp” junto con una flota de doce barcos más siguieron las evoluciones de una misteriosa nave que navegaba bajo las frías aguas atlánticas a una velocidad aproximada de 150 nudos… y sumergiéndose hasta profundidades de 8000 metros de profundidad (!).

15 de Abril de 1965, divisado objeto cilíndrico frente a la costa en Coolum (Australia).

19 de Junio de 1965, en la base antártica de chilena se observa por personal chileno, argentino y británico una extraña rueda luminosa volando en zig-zag quedando suspendido posteriormente sobre el lugar .El informe del avistamiento lo remite el comandante Mario Jahn Barrera de la base chilena “Arturo Prat”.

6 de Julio de 1965, a bordo del buque petrolero “Jawesta” se observó una extraña luz surgida del mar  que tomó dirección norte a gran velocidad. La declaración es firmada y ratificada por la tripulación del buque. Observación en el Atlántico.

En la costa de Florida, en Septiembre de 1966, el submarinista Martin Meylach divisó una extraño objeto sin juntas ni remaches ,de unos diez metros de longitud y asentado en el lecho marino . A la mañana siguiente acudió al lugar nuevamente pero ya no había nada…se pensó que podía tratarse de un misil pero las autoridades navales negaron este extremo.

En Abril de 1967, en el estrecho de Kattegat –cerca de Sjaellands Odde- a unos 80 kms. de Copenhague (Dinamarca) dos chicos vieron sumergirse en el agua un No Identificado… Se recuperaron restos posteriormente parecido a una especia de limo o carbón inorgánico  de aspecto u apariencia apelmazado.

30 de Julio de 1967,al sur de Santa Catalina  (Argentina) se observó como emergía un extraño objeto tubular que estaba cerca del buque “Naviero”. Muy luminoso y de 15 metros de longitud no dejaba estela ni ruido.

13 de Febrero de 1969.Unas extrañas luces submarinas son observadas por la tripulación de un pesquero frente a las costas chilenas de Tiroque.

11 de Octubre de 1969. Frente a las costas de Murcia el pesquero patroneado por Francisco Simó es arrastrado hacia el interior del Mediterráneo por un extraño artefacto “apresado” en sus redes… de gran empuje y solidez el pesquero quedó a merced del invisible “enemigo”. En auxilio del pesquero partieron del puerto de Murcia diferentes unidades navales de la armada española.

En Junio de 1970 se vio un objeto No Identificado despegar y aterrizar así como sumergirse en el agua en las cercanía de la ciudad brasileña de Río de Janeiro, el OSNI dejó un objeto cilíndrico en el mar de color rojizo que fue rescata y perdido por las autoridades policiales brasileñas.

26 de Julio de 1970, descubierto en Alcocebre (Castellón) un extraño objeto a 8 metros de profundidad,. Cónico y de unos siete metros por tres en sus dimensiones ,sin ranura ni remaches, ni abolladuras ni óxido, así como parcialmente enterrado lo describe el submarinista que lo descubrió. A la mañana siguiente ya no estaba…

Julio de 1972, detectado en las costa chilenas un objeto submarino no identificado desplazándose a velocidades impensables en aparatos de manufactura humana y a profundidades de unos 1000 metros.

23 de Noviembre de 1972. Cerca del fiordo de Luster es detectado un gran objeto submarino…en el también cercano fiordo de Aurlands se le seguía a bordo de un buque militar por sonar. Curiosamente un testigo –Martin Nielson- vio aquella misma noche como de las profundidades cercanas a los fiordos salían seis “misiles” rojos. Desde un pico de Aurlands se siguió estos extraño “misiles”…Al día siguiente se desplegó un ataque combinado que sólo tuvo como resultado la interrupción de las comunicaciones  debido a una extraña y fuerte interferencia. El gobierno noruego admitió la utilización de cargas de profundidad en la zona en un comunicado público fechado a 27 de Noviembre, en este mismo comunicado se afirmaba que el peligro submarino había desaparecido al abandonar las aguas territoriales el misterioso e inidentificado submarino.

Este mismo año se detectaron en lagos suecos extraños aparatos submarinos de los que se llegó a hacer una descripción de los mismo, en el lago se Bullaren (Bohuslan) se vio un objeto circular con una cúpula  en su parte superior.

En el lago Ravaslen se pudo ver un objeto de 15 metros de largo, situación análoga a la que se vivía en los vecinos lagos de Stensjön (Ostergötland). Las extrañas formas submarinas emergían para volver a desaparecer…

1974, Mar de Alborán. Pasajeros que hacían la travesía del estrecho a bordo del “Virgen de África” observaron un extraño artefacto surgir del agua que se elevó sobre ella y tras un minuto en vuelo volvió a caer a las aguas mediterráneas…

25 de Agosto de 1976, Matalascañas. Tres luces de irregular tamaño salían del mar, volvían a caer y emergían nuevamente. El extraño suceso fue contemplado por un grupo de veraneantes.

En 1978 , en la costa adriática (Italia) se siguió con preocupación  las evoluciones de OSNIs que emergían del agua hasta alturas de unos 30 metros con luces rojas y blancas…Por las noches esas mismas luces perseguían a las pequeñas embarcaciones de pesca, provocaban interferencias en los aparatos eléctricos y en las comunicaciones, y podían volar o sumergirse indistintamente.

En Noviembre de 1978, el capitán Valentino de la Armada italiana vio desde el puente de mando de su buque una luz roja que emergía del mar y alcanzar una altitud de unos 400 metros para después alejarse en pleno vuelo. Nuevamente se produjeron interferencias y errores en las comunicaciones.

En Septiembre de 1998 dos jóvenes contemplaron en la localidad onubense de Matalascañas una formación de tres naves luminosas  bajo las aguas para ir poco a poco y separadamente emerger alejándose en un vuelo hacia aguas portuguesas.

En Agosto de 1999,se vieron las evoluciones de diferentes objetos submarinos no identificados en el litoral gaditano, siendo informada la Comandancia de Marina del Estrecho y los diferentes puestos de la Cruz Roja española

Intervienen  los militares


Sin embargo, todas estas muestras de actividad desconocida bajo las aguas de nuestros océanos y mares o incluso grandes lagos podría tener una fácil y rápida explicación hallándola en proyectos navales o submarinos militares o incluso naves ya desarrolladas invisibles a los sonar, será la aplicación práctica al mar de la tecnología “Stealth” desarrollada en aeronáutica con los F117, B2 o los Aurora. El  medio acuático cubre las dos terceras partes de nuestro planeta y dominar este sin ser detectado sería una gran ventaja táctica y estratégica frente a otros países, las aplicaciones para buques militares de estas características tendría aplicaciones infinitas…en una época de grandes evoluciones tecnológicas, la primera potencia que llegara a disponer de embarcaciones navales o submarinas con estas características tendría gran parte de su papel por el dominio naval y  el espionaje ganados… Y hay muestras de ello, de embarcaciones de rara apariencia pero de manufactura o construcción humana que en algún momento de las décadas pasadas han sido vistos, sorprendiendo su extraña forma y pensando la tripulación testigo que pudiera tratarse de cualquier ingenio extraterrestre –quizás esa una explicación que prefieran los gobiernos antes que admitir o proclamar la verdad…- pero a posteriori  tranquilizando sus ánimos al ver seres humanos ,militares, a bordo e intercambiando saludos

En Julio de 1962 ,en el Golfo de Catalina (EE.UU), se vio un extraño objeto de color plomizo metálico pero carecía de identificaciones. En su estructura se apreciaba movimiento. Poco tiempo después el extraño buque pasó junto al pesquero a gran velocidad. Se tomó mucho interés en el relato por parte de las autoridades navales pero se silencio todo, a los pescadores ,curiosamente, se les mostró siluetas de buques y submarinos extranjeros con predominación de los soviéticos…

El 1 de Agosto de 1962, en Le Brusc –Mediterráneo  –Francia-,  tres pescadores  fueron testigos de la aparición de una nave desconocida alargada que se desplazaba hacia dentro. Llevados por la curiosidad porfiaban entre ellos de la naturaleza del objeto…de repente al “extraño” objeto subieron una docena de hombres rana, uno de los cuales saludó con el brazo en alto a los asombrados pescadores. El objeto emergió lentamente y comenzó a destellear unas luces rojas y verdes y comenzó a girar emitiendo una luz anaranjada, ascendió rápidamente y se perdió de la vista de los pescadores.

El 7 de Diciembre de 1972, en el Golfo de Venezuela,  cientos de personas observaron como en la noche surgían misteriosas luces en el mar. Extrañas naves y tripulantes emergieron de las aguas, todos creían que podían ser “visitantes de otros planetas” y cundía el estado de pánico… los “humanoides” salieron del agua tratándose de militares de maniobras en la zona en acción conjunta de fuerzas navales y submarinas.

En Otoño de 1981 se registró frente a  las costas suecas el movimiento de un extraño  objeto submarino, cuando la Armada sueca se disponía a intervenir frente a las costas de Karlskrona el “misterioso” objeto encalló… se trataba de un submarino ruso cuyo capitán encalló su nave por un error de navegación.

Los OSNIs han sido un tema de frecuente controversia en los debates de nuestra sociedad en cuanto son muchos los objetos submarinos que recorren las aguas de nuestro planeta y se prestan a confusiones.Naves de guerra, de reparaciones, de cableado transoceánico, etc…,realizan múltiples trabajos de diferente índole bajo nuestras aguas ,no obstante hay otras observaciones que no tienen una explicación razonable y que constituyen un misterio acuático…Extrañas formaciones nubosas que descienden del cielo para surmergirse posteriormente en el agua, extrañas luces y esferas luminosas que  tras un espectacular vuelo sumergen en el agua, misteriosas luces que recorren a gran velocidad las entrañas marinas ,enigmáticas estelas luminosas que son observables bajo el mar por incrédulos espectadores terrícolas al más puro estilo de Julio Verne en la observación de los ataques del “Nautilus” en su obra “20000 leguas de viaje submarino” ,extrañas formas detectadas por los sonars bajo el mar, increíbles persecuciones marinas tras la huella y estela de luces bajo el mar ,escondites OSNIs y extrañas perturbaciones electromágneticas en nuestras aguas forman el misterio OVNI-OSNI de nuestro mundo en el medio marino.

Los submarinos actuales alcanzan ,no sin dificultades, los 50 nudos y llegan a profundidades de no más de 1500 metros. Los OSNIs detectados navegan a unos 1500 nudos y pueden alcanzar los 8000 metros de profundidad… estas prestaciones son inimaginables para nuestros reconocidos submarinos actuales.

No hace demasiado tiempo la tragedia del submarino ruso “Kursk” conmocionó al mundo, a bordo del mismo  y como tripulación falleció más de un centenar de hombres al parecer debido a escape  en unas baterías, el gas provocado por el sulfuro asfixio a la tripulación pero aún hoy hay quién pone en duda esta versión “oficial” emitida por el gobierno de Vladimir Putin. Tras la tragedia fueron muchas las preguntas que se hicieron los expertos y analistas internacionales,¿por qué estaba allí el “Kursk” o que hacían a tal profundidad? ¿Por qué el secretismo ruso? ¿por qué tanta desinfomación? Los submarinos del tipo “Typhoon” representan la élite mundial en navegación subacuática de cara a la sociedad mundial pero muchos atestiguan que la tecnología de estos buques ya se han quedado anticuadas existiendo hoy en día máquinas  altamente secretas con unas prestaciones muy superiores a las actuales, naves de extraña forma y navegación silenciosa que las hace terriblemente eficaces en su labor militar …son hoy por hoy el secreto mejor guardado de los gobiernos propietarios…o tal vez no, imágenes como la que acompañan a este artículo desvelan la realidad de estas naves.

 
Zonas especificas de avistamiento OSNI
Las zonas más concurridas de esos avistamientos son pues según informes: El Golfo Pérsico. Las aguas que rodean a los países escandinavos. En el triángulo de las Bermudas y el Atlántico. Mar Caribe. Costas de Latinoamérica (de Argentina y Chile fundamentalmente). Algunos puntos costeros de la Antártica y diversas regiones del Océano Pacífico.
Fuese como fuese, el saldo como pregunta que queda es ¿Puede acaso existir algún tipo de civilización en las profundidades de nuestros mares? Quizás algún día se devele la respuesta.

0 comentarios:

Publicar un comentario