viernes, 18 de abril de 2014


Si existe un túnel que desesperan a las autoridades locales en Rusia, ese es el túnel de Lefortovo. Está situado en un barrio del sureste de Moscú y es ya conocido popularmente por el TUNEL DE LA MUERTE. El túnel tiene una longitud de 2,2 kilómetros y actualmente es el túnel urbano más largo de Europa.
Como está erigido bajo el río Yauza, y evidentemente su construcción no es adecuada, el agua se filtra en algunos sectores lo que combinado con las extremas temperaturas de la zona, se traduce un desastre inminente.
La superficie del pasaje pierde adherencia y los conductores que transitan por allí a alta velocidad no llegan a destino pero si ven una luz al final del túnel; como pueden observar en las imágenes del vídeo terminan estrellándose con los vehículos circundantes o contra los cimientos de la estructura...

De todas maneras las explicaciones dadas por las autoridades no llegan a convencer a todo mundo y el túnel en cuestión pasó a ser un lugar misterioso y asustador...



0 comentarios:

Publicar un comentario