martes, 25 de marzo de 2014

Según esta predicción, quien reemplace a Benedicto XVI sería “Pedro el Romano”, el último Pontífice de la Iglesia Católica, previo al Fin del Mundo. La incertidumbre sobre la sucesión del actual Papa, reaviva este vaticinio.


La Profecía

San Malaquías hizo una peregrinación a Roma, durante el final del año 1139 y el comienzo de 1140. En ese viaje, tuvo visiones acerca de 112 Papas a partir de Celestino II, elegido Pontífice en 1130 hasta el último Pontífice descrito en su lista como Pedro Romano, quien encabezaría la lucha contra el Anticristo.

En el listado de 112 Papas, los últimos son descritos por sus nombres en latín al identificarlos como: Flos Florum, De medietate Lunae, De Labore Solis, Gloria Olivae y Petrus Romanus.

El Papa que reemplace a Benedicto XVI sería Pedro el Romano, quien según esta teoría “alimentará a su rebaño entre muchas tribulaciones; tras lo cual, la ciudad de las siete colinas (Roma) será destruida y el Juez Terrible juzgará al pueblo. Fin.”.
Cabe señalar que para algunos teólogos la profecía de San Malaquías hace alusión al Fin de la Iglesia Católica y no del Mundo.


Los últimos Papas



Papa Juan Pablo I (De medietate Lunae - De la media Luna). Abino Luciani fue Pontífice por 33 días. Nació el 17 de Octubre de 1912 en Forno di Canale. Después de una vida dedicada a la Iglesia como sacerdote, fue elegido Pontífice durante el segundo día de la conclave en Agosto 26 de 1978. Murió de un ataque cardiaco en Septiembre 28 de 1978, treinta y tres días después del comienzo de su papado. "De la media luna" es una descripción muy acertada con relación a su comienzo, y después a su corto pontificado.



Papa Juan Pablo II (De Labore Solis - Del Trabajo del Sol).
Pontífice desde 1978 hasta 2005. En su descripción en latín a juicio de expertos encaja perfectamente al surgir como una luz especial para la Iglesia Católica. El segundo significado de "de labore solis" es el de un eclipse solar, en el cual parece que el sol tiene que trabajar para dar luz. Tal vez el hecho de que Juan Pablo II, fue un Papa muy Mariano que tuvo una devoción especial a la Virgen María, la mujer vestida con el sol que aparece en el Apocalipsis, sugiera como si el sol (Nuestro Señor) es opacado temporalmente por la luna (la Virgen María).
Para otros, Juan Pablo II, consideran que la frase “De la labor del Sol” se refiere a su incansable labor alrededor del mundo, aunque otros afirman que esto se debe principalmente a que Karol Wojtila nació un día de eclipse y murió otro día de eclipse.



Papa, Benedicto XVI (De Gloria Olivae - De la Gloria del Olivo
). Escogió su nombre honrando a San Benedicto, autor de las estrictas reglas de la comunidad de los Benedictinos. Su lema es "Co - trabajador de la Verdad".
Se afirma que esta predicción se debe a que Benedicto pertenece a la orden benedictina, quienes reciben el apelativo de “olivetanos”, así también, se dice que Benedicto, nació un sábado de Gloria, el último sábado antes de Semana Santa, por la cual se realiza la Cuaresma, que se inicia el Domingo de Ramos (de olivo).

Conclusión

Con respecto a la elección de Francisco se tejieron nuevas hipótesis. Los expertos afirman que “Pedro” hace referencia al nuevo Papa llamado “Francisco”, en referencia a San Francisco de Asís. El nombre original de San Francisco de Asís era “Giovanni Francesco di Pietro Bernardone”, “Pietro” que en español es “Pedro”. Con la expresión “Romano” existe una gran controversia debido a que algunos mantienen que se trata de una designación común a los latinos, “romanos”. Existen otras teorías sobre “Petrus Romanus” como que su apellido tiene varios significados: Berg = montaña (roca/petrus) y Oglio = un rio en Lombard (Roma). También se dice que todos los papas que son elegidos son considerados “Pedro”, o que Bergoglio es italiano a pesar de su nacionalidad Argentina, por lo que en esencia es un romano. Pero la realidad es que multitudes de combinaciones tienen un mismo resultado.

Fuente: Un blog para gente aburrida 

0 comentarios:

Publicar un comentario