miércoles, 19 de marzo de 2014


En las culturas peruanas se pueden encontrar muchos y sorprendentes descubrimientos que son actualmente sujetos de admiración en el mundo entero, lo que motiva una masiva asistencia de turistas a estos mágicos entornos en donde existieron civilizaciones maravillosas, las mismos que demostraron una organización social y cultural envidiable aún en nuestros días.

En la región ubicada al sur de Lima, las Líneas de Nasca son principalmente los atractivos por excelencia para todo el público que las visita y que ve en ellas trazos fantásticos que todavía no comprenden y que no poseen un significado comprobado.

Pero ahí mismo, cerca de ellas, los hermanos Carlos y Pablo Soldi, y Basilio Uchuya, descubrieron un grupo de piedras sorprendentes que dejaban con la boca abierta a todos los estudiosos de estos temas.

Llamadas “Las Piedras Grabadas de Ica”, este conjunto de dibujos y símbolos que se encuentran decorando la superficie de estas piedras mágicas representan escenas de todo tipo y muestran también una vida cotidiana bastante distinta a que le teníamos en mente por aquellas épocas.

Y es que encontramos grabados de tecnologías que se sabe no existían por aquel entonces, así como animales que se saben extintos por aquellos tiempos, tales como los dinosaurios.

Es el Dr. Javier Cabrera quien defiende la autenticidad de estas piedras, a pesar de que existen muchos que dicen que son falsas, y que fueron grabadas en estas épocas con la finalidad de estafar a los visitantes creando una historia de pasados mágicos y fantásticos que no existieron realmente.

Sin embargo, el Dr. Cabrera –quien las ha llamado gilptolitos- ha elaborado incluso una teoría que implica la existencia de una raza extraterrestre que convivía con los seres humanos de épocas remotas, lo que queda reflejado en cada uno de los grabados.

Otra incongruencia hallada en las piedras, es la aparición de especies que solamente existían en otras partes del planeta, sin embargo, ello tampoco es determinante para aseverar su falsedad.

Las piedras se encuentran en el Museo de la Plaza de Armas de Ica para que sean apreciadas por todos y para que cada uno pueda emitir su parecer respecto a su autenticidad.

Fuente: Un blog para gente aburrida 

0 comentarios:

Publicar un comentario